Mindfulness

Cuando entrenas la atención plena, el ruido de tu mente se detiene

El mundo mental y el mundo real son muy distintos. Sin embargo nos creemos a ciegas casi todo lo que pensamos. Asumimos que es real y verdadero. Pero la naturaleza de la mente es muy engañosa, no deja de traernos pensamientos continuamente y se impone al mundo real. Tenemos que lograr parar el ruido mental que nos invade, que la mente se libere, se repose y se calme. Esto se consigue a través del entrenamiento de la atención focalizada.

¿Qué es el Mindfulness?

mindfulnessMindfulness es una herramienta poderosa que te permite evitar ese ruido mental, aprender a estar presente en el aquí y en el ahora mediante la atención plena. Lamentablemente no es nada fácil tener la capacidad de sostener la atención. Requiere un gran entrenamiento.

El principal objetivo del mindfulness es eliminar el sufrimiento innecesario. Se trabaja la introspección y el autoconocimiento, de manera que puedas lograr un equilibrio interior que te permita enfrentarte con mayor serenidad a tus problemas y conflictos. Como cuerpo, mente y emoción están unidos, poner la atención en el cuerpo facilita muchísimo poder trabajar las dificultades mentales y emocionales.

Consiste en explorar la propia percepción y entrenar tu mente para que asuma la postura de un observador sin juicio. Implica el contacto con la sabiduría del cuerpo. Aprender a ser consciente del presente sin criticarlo experimentando las situaciones y sensaciones sin intentar controlarlas. Paradójicamente, al experimentar lo que ocurre sin luchar contra ello, sin juzgarlo y sin juzgarte a ti mismo, alivias tu sufrimiento y sientes más calma y mayor autocontrol.

El mindfulness es mucho más que una técnica terapéutica, es una manera de estar en la vida. Cuando integras la práctica cotidiana estableces una relación más saludable con tus pensamientos, emociones, sensaciones corporales, con la realidad, con tu día a día. Aprendes a aceptar las experiencias actuales de manera plena y serena. Generas un estado interior de paz y tranquilidad.

Evidencias científicas del Mindfulness

Se ha constatado que la práctica regular de mindfulness es muy útil en el tratamiento de síntomas asociados al estrés, la ansiedad y la depresión.

En la Universidad de Chicago han descubierto que la práctica continuada de mindfulness disminuye considerablemente los niveles de cortisol. El cortisol es la hormona que se libera en las situaciones de estrés que afecta al correcto funcionamiento de nuestro metabolismo y debilita el sistema inmune.

La Universidad de Wisconsin demostró que fortalece el sistema inmunitario haciendo que produzca mayor número de anticuerpos cuando nos ataca un virus.

En la Universidad de California demostraron que si practicas mindfulness durante 2 meses seguidos no solo proteges tu memoria del paso del tiempo y de los daños que provoca el estrés, sino que además potencias tu memoria permitiéndote acceder más fácilmente a tus recuerdos.

Otra investigación de la Universidad de California, comprobó que la práctica regular del mindfulness provoca cambios estables en el funcionamiento cerebral que nos confieren una mayor flexibilidad mental y potencian nuestra capacidad de observación y de autocontrol.

Beneficios del Mindfulness

Beneficios mindfulness
Cuando practicas regularmente 20 minutos diarios,
dejas de estar ansioso y estresado
  • Mejora la función cardiaca. Protege el corazón.
  • Previene el deterioro cognitivo al influir sobre la corteza cerebral asociada al envejecimiento.
  • Provoca cambios a nivel neurológico, ya que el mindfulness modifica tu forma de pensar y predispone tu cerebro para las emociones positivas. Además hace crecer tu receptividad hacia los demás.
  • Te liberas del estrés y de los pensamientos negativos u obsesivos que te provocan ansiedad. Atenúa tu sufrimiento. Te proporciona medicina saludable para todo aquello que te aflige.
  • Te aporta serenidad, paz interior y exterior. Afrontas los problemas y presiones externas con una mayor fortaleza.
  • Activa el hemisferio derecho del cerebro fomentando tu creatividad, tu capacidad para captar y expresar emociones.
  • Disminuye el pánico y la ansiedad que te genera sentir emociones negativas. Propicia que tus patrones habituales de respuesta no sean los automáticos por lo que ya no te quedas atrapado en un círculo autodestructivo.
  • Aprendes a dejar de juzgarte, agredirte, exigirte, a ser capaz de amarte tal y como eres, aceptando tu vulnerabilidad. Te facilita el autocuidado y la compasión hacia ti mismo.
  • Estar en el presente te ayuda a ver las cosas como realmente son y no como tú crees que son. Empiezas a ver cosas que antes no veías, a descubrir talentos que antes creías no tener. Es estar en el presente para poder ver el mundo tal y como realmente es.
  • Aprendes a tomar mejores decisiones, a ser más congruente.
  • Logras calmar tu mente, detener su continuo parloteo produciéndote un gran alivio físico, mental y emocional.
  • Aprendes a vencer tus inseguridades, controlar tus impulsos, algo que ayuda positivamente en los problemas de  adicciones, trastornos alimentarios, compras compulsivas, etc.
  • Te liberas de la ansiedad ante el futuro al focalizarte en el presente lo que te ayuda a aprender a disfrutar con mayor intensidad y plenitud de cada experiencia diaria, mejorando por tanto tu calidad de vida.
  • Cuanto más profunda es la práctica mayor habilidad adquieres para observar sin juicio, sostener y penetrar en el miedo, en el dolor con comprensión, conciencia y compasión. Empiezas a aceptar que el rechazo, la frustración, la decepción, la incomodidad, el abandono, la inseguridad… son parte de la vida, igual que lo son la alegría y el disfrute.

Como hemos visto ya la práctica regular de la atención plena nos beneficia a todos los niveles: físico, emocional y actitudinal. Nos parece interesante mostraros la explicación que propone uno de los mejores investigadores a nivel mundial, JON KABAT ZIN que trabaja en la Clínica para Reducción del Estrés del Centro Médico de la Universidad de Massachussets):

“La atención plena o mindfulness es para todos aquellos que se preocupan por el presente y que no pierden ni un instante. Es muy fácil vivir toda la vida de la otra manera y perder años y hasta décadas de tu vida pensando, por ejemplo, que la vida gira en torno a una cosa como puede ser el éxito en el trabajo; después, te despiertas y te das cuenta de que nunca has estado atento a cosas o aspectos que, de hecho, eran más importantes en tu vida, como por ejemplo la relación con tus hijos, con tu pareja o con la naturaleza, porque estabas demasiado ocupado, eras demasiado resuelto o ambicioso.

En cambio, esta práctica trata de cultivar verdaderamente un tipo de equilibrio que nos permita estar cómodos y no estresados por culpa de todas las fuerzas que nos empujan o nos arrastran en una dirección u otra. Por eso sugiero hacerse amigo de uno mismo de una forma muy profunda, de modo que uno acaba conociéndose a sí mismo en aspectos que nunca habría conocido si no hubiera prestado atención sistemáticamente a este tipo de pautas. Y esto es de lo que se trata, de prestar atención sistemáticamente a la realidad de las cosas por debajo o detrás de ideas u opiniones, de las cosas que nos gustan y de las que no; pero resulta que es muy fácil de decir e increíblemente difícil de hacer, pues estamos sujetos a nuestras ideas y opiniones y nuestra mente no nos ayuda a saber qué está pasando realmente.

A lo largo de más de treinta años de investigación, hemos demostrado que todo esto tiene unas repercusiones enormes en la salud, tanto física como mental. Y no es preciso mencionar el budismo, ni la espiritualidad, ni ninguna otra cosa semejante. No porque no sean importantes, sino porque a veces las palabras obstaculizan el camino”.

Jon Kabat Zin,

¿Cuándo se recomienda la Terapia con Mindfulness?

Utilizamos la técnica del mindfulness en nuestras intervenciones terapéuticas para tratar diferentes problemas físicos y psicológicos como:

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Estrés
  • Adicciones
  • Dolor crónico
  • Inseguridad
  • Baja autoestima
  • Duelo
  • Perfeccionismo
  • Trastornos de personalidad
  • Falta de control de impulsos
  • Desórdenes del comportamiento alimentario

¿En qué casos no es recomendable practicar Mindfulness?

No es aconsejable cuando hay trastornos graves de personalidad como esquizofrenia o psicosis.

¿Cuánto vale una sesión de Mindfulness?

En SoltarSaltar las sesiones de mindfulness forman parte de la sesión ordinaria de terapia individual por lo que no hay ningún coste adicional.