En TERAPIA aprendemos a experimentarnos y aceptarnos plenamente, lo que somos aquí y ahora, lo que sentimos, por negativo que esto sea, aprendemos a prescindir de lo que nos hace daño, de lo que pesa para poder saltar a lo que realmente necesitamos. Para soltarlo hay que permitirse expresarlo, escucharnos y sentirnos. Las experiencias que vivimos en terapia producen asimilación, crecimiento, satisfacción y por lo tanto el cambio.

Se logra una mayor madurez al tener una visión más amplia de uno y del mundo que te rodea, una mayor consciencia y por tanto un estar bien. Te descubres a ti y te das la oportunidad de relacionarte con los demás.

Aprendes a aceptar lo que sientes, tus sensaciones, sentimientos, necesidades, pensamientos. Aprendes a gestionarlos y con ello a sanar.

Te facilita la comprensión de lo que te está pasando y te ayuda a elegir las conductas que deseas integrar en tu forma de vida.

En SOLTAR y SALTAR, centro de tratamiento y terapia en Madrid, te regalamos la primera sesión.

Aprovecha en Noviembre nuestro regalo. Tu primera sesión totalmente gratuita. Llámanos para concertar tu cita.

 

Elevas tu nivel de autoestima. El mayor porcentaje de lo que te devuelve el mundo viene dado por tus inseguridades.

Te confrontas contigo y recuperas un modelo del mundo adecuado.

Recuperas la flexibilidad y te desprendes de las rigideces. Echas abajo las barreras represivas.

Disminuyes o eliminas la ansiedad.

No dejas de hacer lo que hacías sino que haces algo distinto, adecuado, espontáneo. Buscas espacios sin explorar y encuentras nuevos recursos que incrementan tus opciones individuales, mejorando considerablemente tu calidad de vida.

Superarás tus miedos, las reacciones depresivas y los sentimientos problemáticos (generalmente a consecuencia de experiencias traumáticas del pasado).

Vas a reconocer tus bloqueos y se van a diluir, a aflojarse.

Liberar la mochila que pesa y permitirte soltarla.

Pensarás en pequeños pasos más asequibles, un paso pequeño conduce a otro, en lugar de pensar en grandes progresos que pueden atemorizar e incluso paralizar.

Estarás dispuesto a ver y a corregir tus errores.

Fomentarás tu eficacia personal, serás más competente, confiarás en tus capacidades para pensar, entender, hacer, elegir. Creerás en ti.

Soltarás tu sufrimiento. Te sentirás mucho mejor. Tendrás aptitudes nuevas, estrategias para ser feliz. Te harás responsable de lo tuyo y no te quedarás con lo que es del otro.

Recuperarás tu autonomía, tu independencia.

Si tú te aceptas y te respetas, serás más auténtico y conseguirás que los demás cambien en su relación contigo al poder ponerles los límites que necesitas. Sentirás que eres apropiado para la vida, merecedor del amor con dignidad, honestidad y tolerancia.

Cerrarás situaciones que no se han resuelto.

Aprenderás a aceptar el rechazo, la falta de reconocimiento externo y retroalimentación del entorno profesional, social, etc.

Te convertirás en una persona mental y emocionalmente más fuerte, madura y segura. Lograrás enfrentarte a aquellos problemas o crisis existenciales que no te dejan avanzar y te causan dolor.

El COACHING te ayudará a desarrollar todo tu potencial, aumentar tu rendimiento, lograr tus metas y desarrollar habilidades para poder hacer frente a tus retos con nuevos recursos antes inimaginables.